30 abr. 2009

Nosotras...

12:30, Jueves 30- Abril- 2009
Querido amor:
Hoy, hace cuatro meses yo estaba en mi casa, me acababas de dejar allí e ibas de regreso a casa...tenía el alma dividido en dos o quizás en tres sentimientos...Por un lado me sentía flotando en una nube...aun no entendía el porque de todo aquello, pero si sabía que había sido muy feliz...Sentía también la pena horrible de tu marcha...
Apenas te conocía y ya te sentía como si fueras mía y bueno, también sentía la confusión de aquella noche.
No sabía si era real o era un sueño pero si se que me pase todo el día abrazada a un oso como si fuera un bebé...
Me vienen también ahora miles de recuerdos de esa segunda vez que nos vimos...Recuerdo que estaba muy nerviosa, no sabía que iba a pasar...Recuerdo las ganas que tenía de correr a esconderme a alguna parte, pero había algo que podía mucho mas que todo eso...TU.
Recuerdo cuando subíamos en el ascensor, me besaste y creo que ni tan siquiera supe reaccionar...temblaba...
Cuando ya estábamos en la habitación recuerdo que me besaste en la cama...y luego te fuiste al baño... estaba histérica, no sabía que iba a pasar...tenía miedo de no estar a tu altura...
Viniste de nuevo y me volviste a besar...recuerdo como nos tumbamos en la cama sin parar de besarnos...tenía miedo, un miedo que poco a poco se iba esfumando...Tu notaste que yo estaba nerviosa...
- ¡Amor, que nerviosa estás!
Esas palabras reconfortaron mi alma...Recuerdo como te deshiciste en caricias conmigo, cada segundo era una caricia, cada movimiento un te quiero...
Sentía como cada vez me importaba menos todo, como tus manos se deslizaban por mi cuerpo con suma delicadeza...como si eso que tenías entre las manos fuera tan frágil que de un momento a otro se pudiera romper... Me desnudaste con un amor que jamás sentí, ya no me importaba, también lo estabas tu y me encantaba mirarte... Cada partecita de tu cuerpo era una oportunidad para perderme en ti...
Recuerdo como me amaste, una mezcla entre pasión, deseo, delicadeza y mucha protección, sentía como habías creado con tu cuerpo un caparazón que me rodeaba y que iba a impedir siempre que nada ni nadie me dañara... Sentí tanto amor que hasta me dolía el corazón de latir tan rápido...
Deseaba que no acabara jamás aquel momento, necesitaba que se parara el mundo para seguir por siempre a tu lado...Fue tan especial que no existen las palabras que se acerquen minimamente a expresar lo que sentí...
Perdóname si me excedo al escribir pero tengo el alma tan emocionada y sumergida en recuerdos que mi mano no se quiere detener...
Recuerdo como después de amarme preparaste el baño...La bañera llena de espuma que flotaba sobre un agua caliente y encantadora...también rodeada de pequeñas velitas blancas que le daban un toque muy intimo y romántico a la luz tenue que estaban produciendo... Te metiste conmigo en la bañera, me abrazabas...No recuerdo momento alguno en el que durante esos tres días me sintiera sola...
Me besabas también y me acariciabas con tus manos...esas manos que parecen ser de seda...y que me vuelven loca...
Recuerdo como al salir de la bañera me cubriste suavemente con una toalla...era tan feliz...
me abrazabas...
Tenía la cabeza sobre tu hombro derecho y rodeaba tu cintura con mis brazos...tampoco quería que aquel momento acabara nunca... Me llevaste de nuevo a la cama e hicimos el amor de nuevo... Después de una noche muy intensa caíste agotada entre mis brazos... Apoyabas tu cabeza en mi pecho mientras mis manos acariciaban tu espalda y tu pelo...eso es todo lo que recuerdo de aquel momento...me sentía emocionada, ilusionada y enamorada...tantas "emociones" nos agotaron y dormimos muy pegaditas durante toda la noche...Como no voy a estar enamorada de ti? Realmente estoy loca por ti...me encuentro en un estado de locura que espero no acabe nunca...quiero estar loca por ti toda la vida y poder seguir perdiéndome cada noche en tus labios...ya sea imaginándote o realmente besándote...sea como sea, quiero estar siempre contigo, donde sea, pero a tu lado...Te echo de menos y como tu bien dices parece que le han añadido mil horas al día porque cada vez se hacen mas largos y pesados, aún no veo el momento aquel en el que mis labios al buscar los tuyos los encuentren...Aún no veo el momento de perderme en tus ojos...ven conmigo por favor...

Te quiero...

No lo dejes ir...


Te echo de menos, cada día lo siento mas dificil. No es por tí ni es por mi, solo siento que esto se apaga y yo me apago también...espero que sea lo que sea que te pase o me pase, acabe rapido y todo esto vuelva a ser como antes por que a mi me esta haciendo mucho daño, necesito a mi marbel de siempre, a la que la encantaba verme, era feliz solo con que yo lo fuera y no necesitaba sentirse de ninguna manera en ningun aspecto, solo quería estar conmigo...

Te quiero...