13 may. 2010

Así eramos...


Así eramos tu y yo...nos brillaban los ojos de esa manera tan nuestra, nuestro amor era puro, la unión completa.
¿Qué es lo que queda ahora?

No me arrepiento de nada... Me alegra y enorgullece saber que te dí todo, incluso lo que no tenía por pensar que te lo merecías y aún ahora sigo sintiendo que te merecías todo aquello. Siempre es mas feliz quien mas amo, yo no solo te ame, yo te quise, te ame, te desee, te respete, te adore, te valore y sobre todo te admire mi niña. Aún se me llenan los ojos cuando pienso en tí.
Acepte la derrota con dignidad porque supe que di todo de mi, que te lo di todo, te entregue mi alma y mi vida, todo mi ser...
Seguro que si buscas, dentro de tí, encontraras esa parte de mí que te llevaste...no hace falta que me la devuelvas porque fuera de tí perdería su sentido y moriría.