2 ago. 2009

Te amo

Son noches como esta las que me devuelven de nuevo a la realidad, una realidad que es fría, distante y que no tiene arte.
Tu… mi amor, mi mas grande amor, te encontré, que suerte la mía, encontré al amor de mi vida con tan solo veinte años…
¿Qué es amor si no eres tu? ¿De qué manera se vive, si no es a tu lado? Que alguien me explique como vivir sin tan ansiado amor después de haberlo probado…¿Qué he de hacer que no haya hecho?¿Cuál es la parte de mi cuerpo, o de mi alma que aún no he entregado?.
Tengo tanto miedo a perderte…
Es seguro que existen mil historias de amor preciosas, muchas de ellas convertidas en películas, pero, yo no quiero una historia de amor célebre o para ser llevada al cine…
Yo solo quiero mi historia de amor…
Dicen que de la abundancia del corazón habla la boca y ¿cómo está mi alma si no es abundante de amor?. Miles de palabras, miles de versos, imágenes y recuerdos se amontonan en estos ojos cansados que solo quieren seguir leyendo…
Que nadie me hable de unos ojos preciosos si no han visto los tuyos… que nadie me de lecciones de amor ni me quiera explicar la unión entre dos personas que se aman, si jamás sabrán que tu y yo pasamos de ser dos a ser solo uno… que nadie me diga, qué es querer o amar si jamás sintieron como siento… No se si mi amor es malo por ser celoso, por maldecir a cualquiera que roce solo tus manos, por desear la muerte a quien ose solo rozar tus labios…
Sí, es probable que me acusen de locura o me crean enferma de obsesión…
Soy culpable de ser feliz, soy culpable de desea cada centímetro de tu piel, tal vez sea obsesión o locura, pero bendita sea en todos aquellos a los que amo, pues obsesión y locura son las que me han devuelto a mi la vida…
Tal vez peco cada noche que me tumbo en la cama donde una vez me amaste, o cuando me escondo entre las sabanas tratando de encontrar el aroma de tu piel…
Es probable que sea culpable de todo lo malo cada vez que entro en mi cuarto y justo antes de dormir derramo tu perfume en mis sabanas, para mas tarde cerrar los ojos e imaginarme que duermes a mi lado. Tratando entonces de no moverme mucho por miedo a perturbar tu sueño.
Mi locura me enorgullece, mi obsesión me fortalece en esta batalla que desde hace días libran mi cabeza y mi corazón…

No hay comentarios:

Publicar un comentario