20 abr. 2009

Un ratito...


Querida niña...

Cuanto te echo de menos...no imaginas como me siento al despertar mirar tu lado de la cama y no verte allí...se me hace insoportable no tenerte...

Si cierro los ojos, y pienso muy intensamente en ti me parece que puedo vislumbrarte entre las sombras... Hoy como cada mañana me desperté pensando en ti...esta noche como cada noche me dormiré pensando en ti y con lágrimas en los ojos, porque creeme te extraño demasiado, estas en cada paso del camino, en cada parte de mi cuerpo, en cada parte de mi vida... tu eres mi por mi para y mi porque... es increible la incertidumbre que se crea en mi alma cuando me despierto pensando que estas a mi lado y la triste realidad se encarga de recordarme de que no estas ahí...

No existe consuelo alguno para reconfortar mi alma, aun menos en días como hoy en los que siento que si no me abrazas el cielo se me caerá encima...

No encuentro las palabras para expresar como me siento, no quiero seguir escribiendo porque la angustia me devora, la incertidumbre del no saber que pasara mañana, de no saber donde o como estaremos mañana, de no saber si este tiempo sin ti podrá conmigo...

Sabes mi amor, que te quiero, que no puedo vivir sin tí y que lo único que me fortalece es pensar en que tal vez que se yo de que manera podamos vernos antes...

Siempre tuya...
(solo me queda el consuelo de estar...por un ratito en tus oidos...imaginandote...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario